AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS, FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS, DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un soldado, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

26 de julio de 2016

SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA LOS PADRES DE LA VIRGEN MARÍA, ABUELOS DE JESÚS. PATRONOS DE LOS ABUELOS. EN SU HONOR SE FESTEJA EL DÍA DE LOS ABUELOS. FIESTA 26 DE JULIO.

San Joaquín y Santa Ana
Es inútil buscar en la Sagrada Escritura una huella, siquiera fugaz, del abuelo materno de Jesús.

Con la reforma del calendario después del Concilio Vaticano II, San Joaquín se celebra junto con su esposa, Santa Ana, el 26 de Julio. Ellos son los patrones de los abuelos.

San Joaquín y Santa Ana
Las genealogías que San Mateo (1, 1) y San Lucas (3, 23) incluyen en sus Evangelios dibujan a grandes rasgos el árbol genealógico de Jesús, tomando por puntos de referencia los cabezas de familia, desde San José, su padre legal, hasta Adán, pasando por David y Judá. La línea materna, en cambio, queda silenciada.
Santa Ana y María - Jean de Jouvenet. Título original: “La educación de la Virgen”. Educar significa sacar lo mejor de la otra, del otro.
El protoevangelio de Santiago (Apócrifo), cuenta que los vecinos de Joaquín se burlaban de él porque no tenía hijos. 
San Joaquín y Santa Ana
Entonces, el santo se retiró cuarenta días al desierto a orar y ayunar, en tanto que Ana (cuyo nombre significa Gracia) "se quejaba en dos quejas y se lamentaba en dos lamentaciones". 

Según la tradición, Santa Ana nació en Belén, y se casó con Joaquín de Nazaret, ambos descendientes de David. Junto con su marido, Ana crió a María para ser un dechado de virtudes y la confió al templo cuando niña. Parece que Ana murió a una edad avanzada.

Los padres de la Virgen María, los abuelos de Jesús: San Joaquín y Santa Ana
Un ángel se le apareció y le dijo: "Ana, el Señor ha escuchado tu oración: concebirás y darás a luz. Del fruto de tu vientre se hablará en todo el mundo". A su debido tiempo nació María, quien sería la Madre de Dios.
San Joaquín y Santa Ana
Esta narración se parece mucho a la de la concepción y el nacimiento de Samuel, cuya madre se llamaba también Ana ( I Reyes, I ). Los primeros Padres de la Iglesia oriental veían en ello un paralelismo. 

Recordando al hijo concedida a Abraham tarde en la vida, Joaquín resolvió ir al desierto y ayunó durante cuarenta días. Un ángel se le apareció y le dijo del nacimiento de su hija, y que fuera a reunirse con su esposa en Jerusalén.

Los padres de la Virgen María, los abuelos de Jesús: San Joaquín y Santa Ana
En realidad, se puede hablar de paralelismo entre la narración de la concepción de Samuel y la de Juan Bautista, pero en el caso presente la semejanza es tal, que se trata claramente de una imitación.
Santa Ana y la Virgen María
LA MEJOR PRUEBA DE LA ANTIGUEDAD AL CULTO A SANTA ANA EN CONSTANTINOPLA ES QUE, A MEDIADOS DEL SIGLO VI, EL EMPERADOR JUSTINIANO LE DEDICÓ UN SANTUARIO.
Justiniano I
Emperador del Imperio bizantino
Meister von San Vitale in Ravenna.jpg
Mosaico de Justiniano en la Iglesia de San Vital en Rávena
Información personal
Nombre secular
Flavius Petrus Sabbatius Iustinianus
Reinado
Coronación
Nacimiento
Fallecimiento
Predecesor
Sucesor
Familia
Dinastía
Padre
Sabbatius
Madre
Vigilantia
Consorte

También las oraciones de Ana fueron escuchadas; un ángel visitó a Ana“Ana, el Señor ha mirado tus lágrimas; concebirás y darás a luz y el fruto de tu vientre será bendecido por todo el mundo”.

En Santa María la Antigua hay dos frescos que representan a Santa Ana y datan del siglo VIII. 
El llamado Cartón de Burlington House, una representación de Santa Ana, la Virgen, el Niño y San Juan niño.Leonardo da Vinci. Aprox. año 1.500
En 1382, Urbano VI publicó el primer decreto pontificio referente a Santa Ana; por él concedía la celebración de la fiesta de la santa a los obispos de Inglaterra exclusivamente. La fiesta fue extendida a toda la Iglesia de occidente en 1584.
Urbano VI
Papa de la Iglesia católica
8 de abril de 137815 de octubre de 1389
Urbanus VI.jpg
Predecesor
Sucesor
Cardenales creados
Véase categoría
Información personal
Nombre secular
Bartolomé Prignano
Nacimiento
C o a Urbano VI.svg
Escudo de Urbano VI

El culto a Santa Ana se introdujo ya en la Iglesia oriental en el siglo VI, y pasó a la occidental en el siglo X; el culto a san Joaquín es más reciente.

SAN JOAQUÍN
Joaquín (Yahvé prepara) fue el padre de la Virgen María, madre de Dios. Según San Pedro Damián, deberíamos tener por curiosidad censurable e innecesaria el inquirir sobre cuestiones que los evangelistas no tuvieron a bien relatar, y, en particular, acerca de los padres de la Virgen.
SAN PEDRO DAMIAN - Nacido en el año 1007, se convierte y abraza la vida monástica en el 1035, y es cardenal arzobispo de Ostia en el 1057. Es el alma de la reforma de la Iglesia, con Hildebrando, y muere en el 1072.
Con todo, la tradición, basándose en testimonios antiquísimos y muy tempranamente, saludó a los santos esposos Joaquín y Ana como padre y madre de la Madre de Dios.
Joaquín, que significa “Yahveh prepara” fue el padre de la Virgen María, madre de Dios.
Ciertamente, esta tradición parece tener su fundamento último en el llamado Protoevangelio de Santiago, en el Evangelio de la Natividad de Santa María y el Pseudomateo o Libro de la Natividad de Santa María la Virgen y de la infancia del Salvador; este origen es normal que levantara sospechas bastante fundadas.
LOS PADRES DE LA VIRGEN MARÍA, LOS ABUELOS DE JESÚS: SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA
No debería olvidarse, sin embargo, que el carácter apócrifo de tales escritos, es decir, su exclusión del canon y su falta de autenticidad no conlleva el prescindir totalmente de sus aportaciones.
Virgen niña entre san Joaquín y santa Ana | Museu Nacional d'Art de Catalunya
En efecto, a la par que hechos poco fiables y legendarios, estas obras contienen datos históricos tomados de tradiciones o documentos fidedignos; y aunque no es fácil separar el grano de la paja, sería poco prudente y acrítico rechazar el conjunto indiscrimadamente.

Santa Ana es patrona de las mujeres en parto. También es patrona de los mineros, Cristo siendo el oro y María la plata.

Imagen del códice II de Nag Hammadi, que muestra el final delevangelio apócrifo de Juan y el comienzo del evangelio de Tomás.
EVANGELIOS APÓCRIFOS O EXTRACANÓNICOS
Es el nombre dado a escritos surgidos en los primeros siglos del cristianismo en torno a la figura de Jesús de Nazaret que no fueron incluidos posteriormente en el canon de la Iglesia católica, ni fueron aceptados tampoco por otras Iglesias cristianas históricas (Iglesia ortodoxa, Comunión anglicana e Iglesias protestantes).
San Joaquín y Santa Ana, padres de la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, cuyos nombres se conservaron gracias a la tradición de los cristianos.
Entre esos escritos se encuentran los Manuscritos de Nag Hammadi. En general, el término «apócrifo» deriva del verbo griego «apokrypto» (= esconder, poner aparte).
Escuela española s. XVII, Sagrada Familia con San Joaquín y Santa Ana.
Con él se califican una cantidad de libros que las Iglesias cristianas de los primeros siglos no reconocieron como parte de la Sagrada Escritura, pero que se presentan con nombres o características que los hacen aparecer como si fueran libros canónicos.
San Joaquín y Santa Ana, padres de la Inmaculada Virgen María
Es tradición que los padres de Santa María, que aparentemente vivieron primero en Galilea, se instalaron después en Jerusalén; donde nació y creció Nuestra Señora; allí también murieron y fueron enterrados.
San Joaquín y santa Ana, padres de la Virgen María
Una iglesia, conocida en distintas épocas como Santa María, Santa María ubi nata est, Santa María in Probática, Sagrada Probática y Santa Ana fue edificada en el siglo IV, posiblemente por Santa Elena, en el lugar de la casa de San Joaquín y Santa Ana, y sus tumbas fueron allí veneradas hasta finales del siglo IX, en que fue convertida en una escuela musulmana.
San Joaquín y santa Ana, padres de la Virgen María
La cripta que contenía en otro tiempo las sagradas tumbas fue redescubierta en 1889.
LOS PADRES DE LA VIRGEN MARÍA, LOS ABUELOS DE JESÚS: SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA
San Joaquín fue honrado muy pronto por los griegos, que celebran su fiesta al día siguiente de la de la Natividad de Ntra. Señora.
 San Joaquín y santa Ana, padres de la Virgen María
Los latinos tardaron en incluirlo en su calendario, donde le correspondió unas veces el 16 de septiembre y otras el 9 de diciembre. 
Asociado por Julio II [el de la capilla Sixtina] al 20 de marzo, la solemnidad fue suprimida unos cinco años después, restaurada por Gregorio XV (1622), fijada por Clemente XII (1738) en el domingo posterior a la Asunción, y fue finalmente León XIII [el de la Rerum Novarum] quien, el 01 de agosto de 1879, dignificó la fiesta de estos esposos que se celebró por separado hasta la última reforma litúrgica.
Sta. Ana (Madre de María, abuela de Jesús) - (Hebreo: Hannah, significa Gracia)
SANTA ANA
Ana (del hebreo Hannah, gracia) es el nombre que la tradición ha señalado para la madre de la Virgen. Las fuentes son las mismas que en el caso de San Joaquín. Aunque la versión más antigua de estas fuentes apócrifas se remonta al año 150 d.C., difícilmente podemos admitir como fuera de toda duda sus variopintas afirmaciones con fundamento en su sola autoridad.
San Joaquín y Santa Ana
En Oriente, el Protoevangelio gozó de gran autoridad y de él se leían pasajes en las fiestas marianas entre los griegos, los coptos y los árabes. En Occidente, sin embargo, como ya te adelanté con San Joaquín, fue rechazado por los Padres de la Iglesia hasta que su contenido fue incorporado por San Jacobo de Vorágine a su Leyenda Áurea en el siglo XIII.
Santa Ana enseñándole a la María
A partir de entonces, la historia de Santa Ana se divulgó en Occidente y tuvo un considerable desarrollo, hasta que Santa Ana llegó a convertirse en uno de los santos más populares también para los cristianos de rito latino.
San Joaquín y Santa Ana
EL PROTOEVANGELIO APORTA LA SIGUIENTE RELACIÓN
En Nazaret vivía una pareja rica y piadosa, Joaquín y Ana. No tenían hijos. Cuando con ocasión de cierto día festivo Joaquín se presentó a ofrecer un sacrificio en el templo, fue arrojado de él por un tal Rubén, porque los varones sin descendencia eran indignos de ser admitidos.
SAN JOAQUÍN Y SANTA ANA
Joaquín entonces, transido de dolor, no regresó a su casa, sino que se dirigió a las montañas para manifestar su sentimiento a Dios en soledad. También Ana, puesta ya al tanto de la prolongada ausencia de su marido, dirigió lastimeras súplicas a Dios para que le levantara la maldición de la esterilidad, prometiendo dedicar el hijo a su servicio.
San Joaquín y Santa Ana
Sus plegarias fueron oídas; un ángel se presentó ante Ana y le dijo: "Ana, el Señor ha visto tus lágrimas; concebirás y darás a luz, y el fruto de tu seno será bendecido por todo el mundo". El ángel hizo la misma promesa a Joaquín, que volvió al lado de su esposa. Ana dio a luz una hija, a la que llamó Miriam.
San Joaquín y Santa Ana 
Dado que esta narración parece reproducir el relato bíblico de la concepción del profeta Samuel, cuya madre también se llamaba Hannah, la sombra de la duda se proyecta hasta en el nombre de la madre de María.
Johann Maier von Eck
Johannes-Eck.jpg
Johann Maier von Eck
Nacimiento
Eck
Fallecimiento
Ingolstadt
NacionalidadAlemana
OcupaciónTeólogo y traductor
San Joaquín y la Virgen María
Dr. Johann Maier von Eck (13 noviembre 1486 hasta 13 febrero 1543) era un alemán Scholastic teólogo y defensor del catolicismo durante la Reforma Protestante .
San Joaquín y Santa Ana 
El célebre Padre John de Eck de Ingolstadt, en un sermón dedicado a Santa Ana (pronunciado en París en 1579), aparenta conocer hasta los nombres de los padres de Santa Ana. Los llama Estolano (Stollanus) y Emerencia (Emerentia).
San Joaquín y Santa Ana 
Afirma que la santa nació después de que Estolano y Emerencia pasaran veinte años sin descendencia; que San Joaquín murió poco después de la presentación de María en el templo; que Santa Ana casó después con Cleofás, del cual tuvo a María de Cleofás; la mujer de Alfeo y madre de los apóstoles Santiago el Menor, Simón y Judas Tadeo, así como de José el Justo.
Fotografía de un lienzo que muestra a San Joaquín sosteniendo en brazos a la Virgen María de Niña. Hay dos cabezas de ángeles con alas entre nubes por encima de ellos. Está ubicado en el Museo Diocesano de Huesca, Aragón, y es obra de Vicente Berdusán
Después de la muerte de Cleofás, se dijo que casó con Salomas, de quien trajo al mundo a María Salomé (la mujer de Zebedeo y madre de los apóstoles Juan y Santiago el Mayor).
Imagen de Justiniano en edad avanzada; mosaico en la Basílica de San Apolinar Nuovo, en Rávena(posible retrato modificado deTeodorico el Grande.
En Oriente, al culto a Santa Ana se le puede seguir la pista hasta el siglo IV. Justiniano I hizo que se le dedicara una iglesia. El canon del oficio griego de Santa Ana fue compuesto por San Teófanes, pero partes aún más antiguas del oficio son atribuidas a Anatolio de Bizancio.
Santa Ana y La Virgen María
Su fiesta se celebra en Oriente el 25 de julio, que podría ser el día de la dedicación de su primera iglesia en Constantinopla o el aniversario de la llegada de sus supuestas reliquias a esta ciudad (710).
Abierta sólo para visitas de grupos pequeños, la iglesia de Santa María Antigua conserva una serie única de frescos pintados entre los siglo VI al VIII d.C. Foto: EFE
Aparece ya en el más antiguo documento litúrgico de la Iglesia Griega, el Calendario de Constantinopla (primera mitad del siglo VIII). Los griegos conservan una fiesta común de San Joaquín y Santa Ana el 9 de septiembre. 
En la Iglesia Latina, Santa Ana no fue venerada, salvo, quizás, en el sur de Francia, antes del siglo XIII. Su imagen, pintada en el siglo VIII y hallada más tarde en la Iglesia de Santa María la Antigua de Roma, acusa la influencia bizantina.
Santa María la Antigua de Roma
Su fiesta, bajo la influencia de la Leyenda Áurea, se puede ya rastrear (26 de julio) en el siglo XIII, en Douai. Fue introducida en Inglaterra por Urbano VI el 21 de noviembre de 1378, y a partir de entonces se extendió a toda la Iglesia occidental. Pasó a la Iglesia Latina universal en 1584.
 San Joaquín y Santa Ana 
SANTA ANA ES LA PATRONA DE BRETAÑA
Su imagen milagrosa (fiesta, 7 de marzo) es venerada en Notre Dame d´Auray, en la diócesis de Vannes. También en Canadá -donde es la patrona principal de la provincia de Québec- el santuario de Santa Ana de Beaupré es muy famoso.
La Basílica de Santa Ana de Beaupré (francés: Sainte-Anne-de-Beaupré) es una basílica a lo largo del río San Lorenzo en Quebec , a 30 km al este de la ciudad de Quebec . Está acreditado por la Iglesia católica con muchos milagros de curación de enfermedades. Se trata de un importante santuario del catolicismo con cerca de medio millón de peregrinos al año a visitarla. El período de mayor número de visitas es de 26 de julio , festividad de Santa Ana , patrona de Quebec.
'San Joaquín y Santa Ana' de Francisco Pacheco (1564-1644, Spain
Santa Ana es patrona de las mujeres trabajadoras; se la representa con la Virgen María en su regazo, que también lleva en brazos al Niño Jesús. Es además la patrona de los mineros, que comparan a Cristo con el oro y con la plata a María.
San Joaquín y Santa Ana ante el Eterno en gloria (hacia 1769) - Francisco de Goya Óleo sobre lienzo, Barroco 79 cm × 55 cm - Colección Marquesa de las Palmas
Autor: P. Jesús Martí Ballester
VISIONES DE ANA CATALINA EMMERICH Y MARÍA DE JESÚS DE AGREDA SOBRE JOAQUÍN Y ANA

Joaquín y Ana vivían junto a Eliud, el padre de Ana. Reinaba en su casa la estricta vida y costumbres de los Esenios. Eran muy piadosos, reservados, caritativos, sencillos y rectos.

San Joaquín y Santa Ana
Cuando se encontraban juntos se sentaban en el suelo sobre tapetes, en rueda, y hablaban mucho de Dios con grandes esperanzas. La casa estaba situada en una colina entre el valle de Nazareth y el de Zabulón.
Como la casa era amplia, vivían y dormían en pequeñas habitaciones separadas, donde era posible verlos a menudo en oración, cada uno por su lado, con gran devoción y fervor.

Ana, tenía la firme convicción interior que ella pertenecía a la familia dentro de la cual debía encarnarse el Redentor.

Santa Ana y la virgen María
Joaquín, a pesar de ser pequeño y delgado, era de constitución robusta. Ana tampoco era grande y su complexión, delicada”.
Joaquín (ó Helí) y Ana eran los señores padres de la Virgen María, Abuelos de Jesús Nazaret y suegros de José de Nazaret, cuyo padre se llamaba Jacob y era el tercero entre seis hermanos. Matat, fue el padre de Joaquín, abuelo de María y bisabuelo de Jesús de Nazareth.
El Abuelo de Ana se llamaba Estolano (Garesha o Sarziri). Fue el Bisabuelo de María de Nazareth y el Tatarabuelo de Jesús de Nazareth. La Abuela de Ana era de Mara, y se llamaba Emorún (La Esposa Excelsa de Estolano). Fue la bisabuela de María de Nazareth y Tatarabuela de Jesús de Nazareth. Ismeria fué la segunda hija de Estolano y Emorún. Ismeria se casó con Eliud, de la tribu de Leví, de condición noble y vivían en Séforis.

Ismeria e Eliud vieron a un ángel que escribía en la pared la letra “M” (¿María?). Por espacio de dieciocho años después de que nació su hija Sobe no pudieron tener más hijos, hasta que tuvieron a Ana.

O sea, los padres de Ana se llamaban: Ismeria e Eliud. Abuelos de María Santísima y Bisabuelos de Jesús. Sobe era la hermana mayor de Ana y Tía de la Virgen María.
San Joaquín y Santa Ana ofreciendo la Virgen a la Santísima Trinidad
San Joaquín fue siempre varón justo y santo, ilustrado con especial gracia y luz de lo alto. Tenía inteligencia de muchos misterios de las Escrituras y profetas antiguos y con oración continua y fervorosa pedía a Dios el cumplimiento de sus promesas, y su fe y caridad penetraban los cielos.
Era varón humildísimo y puro, de costumbres santas y suma sinceridad, pero de gran peso y severidad y de incomparable compostura y honestidad.
La felicísima Ana tenía casa en Belén, y era doncella castísima, humilde y hermosa y, desde su niñez, santa, compuesta y llena de virtudes.
Tuvo también grandes y continuas ilustraciones del Altísimo y siempre ocupaba su interior con altísima contemplación, siendo juntamente muy oficiosa y trabajadora, con que llegó a la plenitud de la perfección de las vidas activa y contemplativa. Tenía noticia infusa de las Escrituras divinas.
San Joaquín y Santa Ana
La aparición del ángel a Joaquín le mandó llevar las ofrendas al templo y le prometió que sería escuchada su oración. A pesar de que le dijo que fuera después a la puerta dorada en el templo. Joaquín sentíase temeroso de ir. Pero el ángel le dijo que los sacerdotes ya tenían aviso de su visita.
Esto sucedía en tiempo de la fiesta de los tabernáculos. Al cuarto día de fiesta dirigióse a Jerusalén. Luego vi que dos sacerdotes llevaron a Joaquín a través de las cámaras laterales, hasta el Sancta Sanctorum, ante el altar del incienso. Joaquín quedó solo delante del altar del incienso, porque los sacerdotes se alejaron.
San Joaquín y Santa Ana
Ví a Joaquín hincado de rodillas, con los brazos levantados, mientras se consumía el incienso. Permaneció encerrado en el templo toda la noche, rezando con gran devoción.
San Joaquín Santa Ana y la Virgen Niña. Museo de BBAA de Córdoba
El ángel habló entonces:

“Ana tendrá una Niña Inmaculada y de ella saldrá la salud del mundo. Lo que tendrá Ana no será de Joaquín sino que por medio de él, será un fruto de Dios y la culminación de la bendición dada a Abrahán”.

La educación de la Virgen, pintura de Diego Velá
Santos Joaquin y Ana - Abuelos de la Virgen Maria
He visto que cuando se abrazaban Joaquín y Ana (en el Templo de Jerusalén), estaban en éxtasis. Estaban rodeados de numerosos ángeles, que flotaban sobre ellos, sosteniendo una torre luminosa y recordando la torre de marfil, la torre de David y otros títulos de las letanías lauretanas (Espejo de Justicia, Trono de Sabiduría, Vaso Espiritual, Vaso de Honor, Vaso insigne de devoción, Rosa Mística, Casa de Oro, Arca de la Alianza, Puerta del Cielo, Estrella de la Mañana, etc.).
Anuncio a Santa Ana - Blasco de Grañén es pintor documentado en Zaragoza entre 1422- 1459
Desapareció la Torre entre Joaquín y Ana: ambos estaban llenos de gloria y resplandor. Al mismo tiempo, el cielo se abrió sobre ellos y vi la alegría de los ángeles y de la Santísima Trinidad y la relación de todo esto con la concepción de María Santísima.

Cuando se abrazaron, rodeados por el resplandor, entendí que era la ‘concepción de María’ en ese instante, y que María fué concebida como hubiera sido la concepción de todos sin el pecado original.

Comprendí, al mismo tiempo, cómol la pureza, a castidad, la reserva de los padres y su lucha contra el vicio impuro tiene incalculable influencia sobre la santidad de los hijos engendrados. En general, siempre vi en la incontinencia y en el exceso, la raíz del desorden y del pecado.
Santa Ana enseñando a leer a la virgen, San Joaquin mirando al cielo y rodeados
Vi también que mucha gente se congratulaba con Joaquín por haber sido recibida su ofrenda en el Templo.
Después de cuatro meses y medio, menos tres días, de haber concebido Ana bajo la puerta dorada, he visto formarse el alma de María por la Santísima Trinidad.
San Joaquín y Santa Ana
Ana, rodeada de luz, transfigurada, como si estuviera fuera de sí; vió en el resplandor una luminosa Virgen, como en un tabernáculo, de donde salía toda la salud para la humanidad.
He visto también, en ese momento, como María se movió por primera vez dentro del seno materno. Ana se levantó al punto y le comunicó todo a Joaquín.
Santa Ana y La Virgen María
Según una tradición antigua, los padres de la Santísima Virgen, siendo Galileos, se mudaron a Jerusalén. Allí, según la misma tradición, nació y se crió la Virgen Santísima. Allí también murieron estos venerables santos.
Una iglesia, conocida en diferentes épocas como Santa María, Santa María ubi nata est, Santa María en Probatica, Santa Probatica y Santa Ana, fue construida en el siglo IV, posiblemente por Santa Elena (madre del emperador Constantino), sobre el lugar de la casa de San Joaquín y Ana.
San Joaquín y Santa Ana
Sus tumbas fueron honradas hasta el final del siglo IX, cuando los invasores musulmanes la convirtieron en una escuela. La cripta, que originalmente contenía las santas tumbas, fue descubierta el 18 de marzo de 1889.
San Joaquín y La Virgen María
Fuente:
http://es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=18765
http://www.primeroscristianos.com/index.php/noticias/item/1841-san-joaquin-y-santa-ana-26-de-julio
http://forosdelavirgen.org/47511/joaquin-y-ana-los-padres-de-la-virgen-maria-26-de-julio/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario